A PROPÓSITO DE LA INSTALACIÓN DE UN ASTILLERO EN EL MUELLE EL REFUGIO

  

Contenido del escrito de alegaciones presentado por Gran Canaria Renace contra la decisión del Ayuntamiento de no exigir Estudio de Impacto Ambiental sobre tal astillero.

La justificación ante tal sorprendente decisión nos parece, como podrán comprobar en el escrito, carente del mínimo rigor jurídico exigible ante un asunto de gran relevancia, no sólo urbanística sino de salud pública.

Para una mejor comprensión de este escrito es necesario diferenciar entre el Estudio de Incidencia Ambiental y el Estudio de Impacto Ambiental.

El primero es de ámbito exclusivamente municipal que resuelve la Comisión de Interpretación del PGMO previo informe técnico sin necesidad de información pública.

Por su parte, el Estudio de Impacto Ambiental es un instrumento de control medioambiental mucho más complejo y riguroso que precisa de información pública y de cuantos informes sean precisos de los órganos competentes de la administración pública canaria en materia de urbanismo, industria y sanidad pública.

 

ANTECEDENTES. 

1.- Informe técnico y primer dictamen de la Comisión Municipal de Interpretación y Seguimiento del PGMO.

El Estudio de Incidencia Ambiental fue informado con fecha 27 de junio de 2018, y visto en Comisión Municipal de Interpretación y Seguimiento del Plan General de Ordenación en sesión celebrada con fecha 28 de junio de 2018, que concluyó ‘que resulta inadecuado, habiendo de ser motivo de estudio y mejoras proyectuales para una mejor integración».

Tenor literal: 

“Asimismo, puesto que la actividad que se pretende implantar resulta encuadrable en el Grupo 5, apartado c, del Anexo ll de la Ley 2112013, de 9 de diciembre, de impacto ambiental, en cumplimiento de la Disposición Adicional Primera, apartados 1 y 3, de la Ley 412017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Protegidos de Canarias, se concluye la necesidad de someter el proyecto de Centro Náutico de servicios de atención a embarcaciones deportivas de gran porte que se consulta a evaluación de impacto ambiental de proyectos, cuya competencia de tramitación e informe corresponde al Cabildo de Gran Canaria.”

2.- Nuevo informe técnico, a la vista de documentación extraviada y posteriormente localizada, y segundo dictamen de la Comisión de Interpretación y Seguimiento del PGMO en sentido totalmente contrario al anterior.

En relación con el nuevo escrito presentado por “Rodritol, S.L., con fecha diecinueve de diciembre de 2018, y registro general de entrada núm. 191209, adjuntando estudio de incidencia ambiental para el uso la implantación de una nave destinada a “Centro Náutico de Servicios de Atención a Embarcaciones Deportivas de Gran Porte y Otras Profesionales Análogas”, en el Muelle del Refugio del Puerto de La Luz y de Las Palmas, se ha emitido informe por el técnico municipal de la Sección de Soporte Técnico a Edificación y Actividades, con fecha 27 de marzo de 2019, del cual se adjunta copia.

Asimismo, por la Comisión de Interpretación y Seguimiento del Plan General de Ordenación, en sesión celebrada el 4 de abril de 2019, con acta expedida con fecha 10 de mayo de 2019, dictamina favorablemente el citado estudio de incidencia ambiental”

INCOMPRENSIBLE CAMBIO DE CRITERIO SOBRE LA NO EXIGENCIA DEL QUE CONSIDERAMOS PRECEPTIVO ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL- en adelante E.I.A.

La promotora, además de suavizar ligeramente el impacto visual de la gran nave industrial, se limita a exponer que la  que la actividad planteada no es la de un astillero (no se construyen buques) sino la de un varadero (lugar donde varan las embarcaciones para resguardarlas o para limpiar sus fondos o repararlas), que es la que permite el art. 39.bis del Plan Especial con la definición del uso Náutico-Deportivo y que no se trata de una de las actividades incluidas sistemáticamente en el Grupo 5, apartado c, del Anexo ll de la Ley 2112013, de 9 de diciembre, de impacto ambiental, en cumplimiento de la Disposición Adicional Primera, apartados 1 y 3, de la Ley 412017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Protegidos de Canarias y, por tanto, que requiera necesariamente un trámite de evaluación de impacto ambiental ordinaria.

A continuación, se emite informe técnico municipal con el siguiente tenor literal:

“ Por todo lo expuesto estimamos que justifica en su mayor parte las mejoras de la última propuesta respecto de la inicial e incluso respecto de la del concurso, así como que la actividad se encuentra en principio fuera de las incluidas en el Grupo 5, apartado c, del Anexo ll de la Ley 2112013, de 9 de diciembre, de impacto ambiental, en cumplimiento de la Disposición Adicional Primera, apartados 1 y 3, de la Ley 412017, de 13 de julio, del Suelo y de los Espacios Protegidos de Canarias, sin perjuicio de que por su propia actividad lo precise”

Posteriormente, la Comisión de Interpretación dictamina favorablemente el estudio de Incidencia Ambiental cambiando radicalmente de criterio con respecto al dictamen anterior que le exigía la tramitación del Estudio de Impacto Ambiental.

El argumento de que la industria que se pretende instalar no es un astillero porque no se construyen barcos, no se sostiene simplemente porque un astillero también tiene como objeto la reparación de embarcaciones.

La RAE en su primera acepción considera astillerola instalación destinada a la construcción y reparación de embarcaciones.”

Al Ayuntamiento no le ha detenido para dar su dictamen favorable, una primera valoración de la Dirección General de Salud Pública que literalmente nos dice: “existiendo por tanto una alta probabilidad de exposición a las emisiones de los productos químicos, que de forma difusa se producirán y al ruido de la actividad, mayor cuanto mayor la emisión”

Nos preocupa que la razón última para eximir de la exigencia de Evaluación de Impacto Ambiental haya tenido como objetivo evitar la intervención de la citada Dirección General de Salud Pública, que solo podría entrar en el fondo del asunto a la vista del proyecto técnico presentado.

CONCLUSIÓN

Nuestra Asociación no acaba de entender como se ha elegido este emplazamiento para la instalación de una industria destinada a una actividad potencialmente contaminante de la atmósfera, una amenaza real para la salud pública de los vecinos.

Consecuente con lo expuesto en el presente escrito, nuestra Asociación se dirige a ese Ayuntamiento para solicitar lo siguiente:

1.- Que, con carácter previo a la resolución del expediente de la licencia de construcción, se emita el preceptivo informe jurídico sobre si es exigible la previa tramitación del E.I.A.

2.- Que, en cualquier caso, se solicite oficialmente informe a la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias sobre la viabilidad de instalar este tipo de industria en el emplazamiento elegido.

Es de Justicia.

 

Paisaje urbano que no se puede repetir en nuestra Ciudad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.