Carta abierta al Iltmo.Sr.Alcalde Presidente del Ayuntamiento de Las Palmas de G.C.

ILTMO. SEÑOR ALCALDE PRESIDENTE DEL AYUNTAMIENTO DE LAS PALMAS DE GRAN CANARIA.

Nuestra asociación cívica GRAN CANARIA RENACE, en concordancia con las asociaciones contrarias a la construcción del taller astillero en El Refugio, queremos expresar algunos puntos sobre la incongruencia e incompatibilidad de esta industria.

Ese astillero ya estuvo ahí hace años y por las necesidades de progreso de la ciudad hubo que trasladarlo.

La tónica general a lo largo de décadas de distintas corporaciones municipales ha sido humanizar el litoral con lo cual han desaparecido de allí, cocheras militares, carboneras, almacenes varios y también astilleros.

Volverlos a poner es una contradicción a todo el espíritu de modernización de la ciudad planificado tiempo atrás, retrocediendo a etapas del subdesarrollo.

No nos oponemos a su actividad, solo nos oponemos al sitio elegido.

Esa actividad creará una fuerte impronta que degradará la entrada de turistas por mar.

Los empleos que cree serán a costa de los que se pierdan o dejen de crearse en una actividad 

de ciudad amable, turística y acogedora para sus habitantes.

Ubicando esa industria en otro sitio las dos economías se desarrollarán sin interferencias.

Los propietarios de esos grandes barcos no harán vida en nuestra isla y como daño añadido, ese taller arruinará nuestro pequeño y valioso Istmo para nuestro segmento turístico, y nuestros habitantes.

Se incrementa el desatino al haber cambiado el objeto del taller, tal vez previendo pocos clientes. Se admiten ahora otras embarcaciones que no sean megayates, con lo cual habremos sacrificado el Istmo con barcos intrascendentes. 

En el campo administrativo, la documentación extraviada y luego encontrada, y que dio pie a no pedir Estudio de Impacto Ambiental, se concreta en haber desplazado las naves unos metros hacia naciente y reducir algo su volumen.

Semejante mejora contrasta con el daño que le producen al Castillo de La Luz, Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento, cuya obstrucción que sufre viene a ser la misma, al igual que no varían los otros aspectos ambientales.

Los entornos de los BIC, actualmente tienen que estar protegidos y es imperdonable, ahora que va a quedar liberado, no se aplique esa figura corrigiendo su anterior abandono.

 

Es inconcebible que se trate de evitar un Estudio de Impacto Ambiental apoyándose en una matización gramatical entre astillero y varadero y no se visualice el impacto paisajístico que se va a producir. Son 24.000 metros cuadrados de taller, maquinaria, barcos varados en andamios mostrando su peor estampa, ruidos y los riesgos de los temidos escapes de polución. 

Es inaudito que autoridades y técnicos eludan afrontar esto con un galimatías de ordenanzas preestablecido, no queriendo ver este destrozo paisajístico que hay que evitar. Parece una pretensión de salir del paso momentáneamente con cuatro inhibiciones, estando en juego el destino del Istmo a perpetuidad.

Si esto se consuma, la afrenta de responsabilidad debe ser asumida con la misma dimensión.

Por todo lo cual requerimos su intervención, reservándonos nuestras acciones legales.

Atentamente.

Asociación Cívica GRAN CANARIA RENACE

Entradas relacionadas

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.